Living Room

SIMPIRA HOME DESIGN

Simplicidad y estilo

En Simpira Home Design queremos ayudarte a descubrir eso que necesitas para que tu casa se convierta en un verdadero hogar. Navega por nuestra selección de artículos en línea para ver qué tenemos disponible y encontrar justo lo que estés buscando.

El mundo del té: La bebida favorita del mundo

Actualizado: 6 oct 2021

El té tiene su origen en China hace más de 2000 años, donde aprendieron a extraer sabores, aromas y colores de las hojas del arbusto del té. Poco a poco perfeccionaron esta técnica y hace mil años el té ya era básico en la dieta del gigante asiático. Desde el Siglo XVII se empezó a exportar a Europa y Rusia. Hoy se ha encumbrado como la bebida más consumida en el mundo después del agua.

Pero, ¿sabemos preparar una buena taza de té? Aquí te contamos algunos detalles importantes a tomar en cuenta.


1. Tipos de Té

La hoja del té puede ser procesada de muchas formas y lo primero que debemos reconocer son sus muchas variedades. Nada es más importate, para disfrutar como se debe de una bebida, que probarla en todas sus presentaciones conocidas:

· Té Blanco

· Té Verde

· Té Oolong

· Té Negro


Cada uno de los mencionados es único y probarlos todos es básico para comprender la versatilidad del té. Además; debemos considerar todas las mezclas que podemos lograr con otras hierbas, frutos y flores.

Así mismo; existe una gran variedad de tés de especialidad y origen único, que nos abren un abanico de posibilidades.


2. El Agua y La Temperatura

El agua es un elemento primordial para la preparación del té; ya que compone en un 95% a 98% de esta bebida. Es por esto que el agua es un elemento muy importante y debe ser filtrada para evitar restos de minerales en ella.

Otro punto importante es la temperatura del agua al infusionar el té. Es importante hervir el agua pero necesario dejarla perder temperatura antes de proceder con la infusión. Se considera una temperatura ideal entre los 80 y los 86 grados. Siendo la temperatura más elevada para tés negros y oolong y la temperatura más baja para tés blancos y verdes.


3. Teteras o Infusionadores Adecuados

Podemos infusionar el té en tetera o bien en taza, pero en ningún caso deben ser de materiales que desprendan aroma o partículas en el té. El mejor material para hacerlo es en teteras de cerámica o vidrio. También pueden usarse teteras de maeriales como el barro; siempre y cuando se encuentre bien esmaltada. Las teteras de hierro no son adecuadas; pues pierden temperatura rápidamente.

Los infusionadores son adecuados, siempre y cuando sean grandes; para permitir que la hoja del té se habra completamente en contacto con el agua. Las prensas francesas también son una gran opción para la elaboración del té; solo debemos contemplar no aplastar la hoja del té en el prensado.


4. Precalentar la Taza

Antes de infusionar un té, debemos preparar la taza donde lo vamos a tomar o la tetera que lo va a servir. Aunque nos parezca una nimiedad, es importante precalentarla para evitar que baje la temperatura del agua que hemos preparado y que añadiremos después para hacer el té, y así conseguir un mejor sabor y aroma.


5. Tiempo de Infusión

Cada variedas tiene su tiempo perfecto:

· Té Blanco 3 a 5 min.

· Té Verde 3 a 5 min.

· Té Oolong 2 a 3 min.

· Té Negro 2 a 3 min.


6. Proporción de Té y Agua

Para que la infusión nos salga perfecta hemos de tener en cuenta las proporciones de té y agua con las que trabajamos. Hay que conocer el carácter (la temperatura y tiempo de infusión que permite) del té para determinar bien cantidades y temperaturas. Una fórmula aproximada válida para todo tipo de té es la siguiente: 300 ml de agua y 4 o 5 gramos de té.




12 visualizaciones0 comentarios