Living Room

SIMPIRA HOME DESIGN

Simplicidad y estilo

En Simpira Home Design queremos ayudarte a descubrir eso que necesitas para que tu casa se convierta en un verdadero hogar. Navega por nuestra selección de artículos en línea para ver qué tenemos disponible y encontrar justo lo que estés buscando.

El Decantador: Un Gran Accesorio Para Disfrutar Del Buen Vino

El decantador de vino es una vasija de cristal cuya base es más ancha que la boca cuya finalidad es airear el vino. El proceso de decantación de un vino consiste en la separación de dos sustancias (líquido y sólido) para así poder degustar vinos completamente óptimos y sin sedimentos. El vino toma color, se atempera y oxigena. Por ejemplo, en los vinos envejecidos, la utilidad del decantador de vino permite que el sedimento queden en la base del recipiente.


¿Por qué utilizar un decantador de vino?


· Para poder disfrutar de todo el bouquet del vino. Cuando se ha sometido durante su crianza embotellado durante un tiempo, los aromas quedan reposados, como “cerrados”, de forma que si lo decantamos estos vinos vuelven a reproducir sus aromas originales. Recomendado para vinos de al menos 2 años.


· Porque los taninos se integran consiguiendo así un sabor muy agradable. Algunos vinos son de ligera aspereza consumidos recién abiertos, una vez el vino se ha decantado consigue liberar aromas ocultos con toques afrutados. Esto ocurre sobretodo con los vinos estructurados y carnosos.


Uso del decantador:


Hay que tener en cuenta que en función del vino, éste requerirá ser decantado o no. En caso de que sea necesario utilizarlo, no siempre tendrá el mismo resultado:

· En los vinos jóvenes, la decantación consigue potenciar los aromas puesto que ayuda a su oxidación


· En los vinos añejos por su parte, se realiza para separarlos de su sedimento y acelerar su oxigenación.


¿Cómo decantar un vino?


· Vertimos el vino suavemente por las paredes del decantador. Si se trata de un vino joven, verter directamente el contenido en el decantador. En el caso de vinos añejos, procuraremos realizar el proceso lentamente y evitando que el sedimento pase al recipiente, manteniéndolo dentro de la botella. Así que si el vino es de más de 10 años, dejaremos una parte sin verter en el decantador.


· Dejamos airear durante al menos 5 minutos para que el vino se oxigene y reproduzca todos sus aromas y sabores.


Lo importante es que el vino embellece el momento en el que se produce la degustación. Puede ser una ocasión especial, sentados alrededor de la mesa, con nuestra pareja, los amigos más especiales… o incluso para disfrutarlo de forma individual desde el sofá de nuestra casa. Un momento con una copa de vino, es un momento que vivimos repleto de sabor y magia.